lunes, 8 de febrero de 2010


Título: Muerte de un violinista: un nuevo caso de RicardoBlanco
Autor: José Luis Correa
Editorial: Alba Editorial
302 p.

Estas aventuras del detective Ricardo Blanco se inicia con la súbita muerte del primer violín de la Filarmónica de Nueva York, durante un concierto en el Auditorio Las Palmas.

Buscaba a un hombra alto, bien trajeado y distinguido. Posiblemente el mismo al que Jeswani había visto discutir con Aaron Schulman. El mismo que había matado al concertino. El mismo que me había pateado las costillas el domingo por la noche. El mismo que le había roto el corazón a la viola. Empecé a corroborar esto último. Entre en el hotel y busqué el mostrador de recepción. En el pasillo me topé con varios músicos que se dirigían al almuerzo. Algunos de ellos me saludaron de un modo casi militar, acercando dos dedos a la frente. Ya era la una. Me había pasado la mañana entera sentado en la terraza. Pero no podía quejarme: el parsimonioso desayuno me había cundido más que nada en aquella investigación. En recepción, atendía el canoso pachorrundo del día anterior. El de los ojos de zorro. Me siguió la vista y una sonrisa diplomática hasta que estuve a su lado, ¿qué se le ofrece, señor Blanco? Conocía mi apellido. Eso no era ni bueno ni malo sino todo lo contrario. Le devolví el saludo a su placa de filiación, buenas tardes, señor... Del Toro, parece que ya me hecho un nombre en el hotel, ¿verdad?, qué contrariedad, ahora no podré largarme sin pagar la cuenta del bar. - No, señor. Está usted fichado. Pero no tiene aspecto de dejar a deber las copas. - Porque no me ha conocido a finales de mes.

1 comentario:

  1. anotada la recomendación, clara, mil gracias, espero que todo bien.

    ResponderEliminar